La guerra de los Cien Años fue un largo conflicto que enfrentó a Francia e Inglaterra entre los años 1337 y 1453. El motivo más inmediato fue la disputa por el derecho al tono de Francia.

Al morir Carlos IV de Francia sin descendencia masculina ( en aquel tiempo las mujeres no podian heredar el tono), Felipe VI de Francia, primo del difunto, y el soberano inglés Eduardo III, hijo de una hermana de Carlos IV, se disputaron la Corona francesa.